El Parlamento de Francia acaba de proteger legalmente, el olor del abono y el canto de los gallos, el sonido de los campanarios convirtiéndolos en «patrimonio sensorial» del campo.
Según el secretario de Estado de «Ruralité», la medida servirá para preservar la vida en el campo y la ruralidad francesa, hoy en peligro a causa del posmodernismo.
Esta ley nació de las quejas y denuncias que emitía el turismo rural hacia los inconvenientes (ruidos y olores) que se producen en el campo de forma inevitable y pretende dotar de herramientas legales al mundo rural para su propia defensa.
¿Cuánto tardara en España en proteger su mundo rural con la dignidad que merece?
Este jueves 21 de enero, tras una votación final del Senado, un proyecto de ley introduce la noción de “herencia sensorial” en la legislación francesa. Un texto que, para sus impulsores, es capital para la defensa de la ruralidad y sus especificidades.
Categorías: Blogenglish

Entradas relacionadas

Blog

El taller de Samuel y sus alumnos.

Empezamos y la liamos, uno golpeítos aquí y allá que fueron juntándose compases Mientras Samuel nos dictaba Patatà Patatà tatapá. tratamos de ajustarnos al espacio utilizando dos manos sobre el parche, cosa puede parecer sencillo, Read more…

Blog

1 euro al mes ayuda en acción donde puedes participar a la fauna local

Creando hidrantes en el Valle de la Umbría El cambio climático y las pinadas extensas que no dan alimento a  casi nadie, junto al aumento del calor estival,  nos dio la inspiración de que al Read more…

Blog

Visita Samuel Gonzalez (Sam&Kora)

Mientras avanzamos caminando hacia la furgoneta  junto a los contendores del aparcamiento oímos como suena el repiqueteo de un «yembe», ahí, acompañado del entrañable David, Samuel algo  mas bien delgado y fibroso con la mirada Read more…